Seleccionar página
Las empresas en crecimiento, por lo general, en algún momento de su trayectoria eligen expandir sus operaciones a nivel internacional, lo que necesariamente implica el desarrollo de un plan estratégico muy bien sustentado en determinadas áreas, tales como: permisología, marketing, producción, y por supuesto, logística en términos internacionales.

 

La estrategia de transporte viene siendo un aspecto clave desde el punto de vista logístico para una empresa que elija expandirse internacionalmente, ya que determinará en buena medida el cumplimiento de los tiempos de entrega y la preservación de los productos en el proceso de traslado hasta llegar al destino final; lo cual influenciará los niveles de satisfacción del cliente, impactando ello las ventas, y por ende, las ganancias de la empresa.

Entre los métodos de transporte internacional más eficaces se encuentra el transporte intermodal, el cual comprende la trasferencia de unidades de carga, tales como: contenedores y semirremolques, de un medio de transporte a otro, pudiendo ser: aéreo, marítimo, ferroviario o terrestre; los cuales la empresa elegirá en función de la urgencia de la entrega, de la naturaleza de la mercancía, de su valor, volumen, entre otros aspectos a considerar.

 

El transporte intermodal a empresas cliente, permite que las unidades de carga que contienen los productos a ser entregados, sean transferidas de un medio de transporte a otro sin necesidad de ser abiertas, lo cual minimiza el riesgo de manipulación, daño, pérdida o robo. A través de este método de transporte internacional, las empresas pueden agrupar sus cargas minimizando los tiempos empleados en acciones de carga y descarga, en controles e inspecciones debido a que las unidades de traslado son previamente encintadas, además de lograr reducir costos de almacenaje en puertos; haciendo llegar sus productos a destinos internacionales de difícil acceso, optimizando su estructura de costo logística desde una adecuada combinación de medios de transporte, según el caso.

 

Una empresa que busque internacionalizarse debe considerar estrategias de negocio de tipo sustentable que procuren la preservación del ambiente. Desde el punto de vista ecológico, el método de transporte intermodal permite que una empresa con operaciones internacionales contribuya con la reducción de emisiones de carbono producidas por medios de trasporte terrestre, al recurrir a otros medios de trasporte, tales como: el aéreo, el ferroviario y el marítimo; combinándolos de manera estratégica con el terrestre, en procura de no sólo la optimización del proceso de entrega de productos, sino también de la preservación del medio ambiente.